miércoles, 13 de octubre de 2010

LA FE




El rabino Zuya tenía tanta fe que se propuso conocer los misterios divinos. Para ello, decidió imitar la vida de Moisés.

Durante años, intentó comportarse como el profeta, sin conseguir los resultados esperados. Una noche, agotado tras mucho estudiar, cayó rendido en sueños.

En sus sueños, Dios se le aparecía:

-¿Por qué estás tan perturbado, hijo mío? –preguntó.

-Mis días en la Tierra terminarán, y estoy lejos de llegar a ser como Moisés –respondió Zuya-. He luchado con todas mis fuerzas, sin resultado alguno.

-Si Yo necesitara de otro Moisés, ya lo habría creado –dijo Dios-. Cuando te presentes delante de Mí para el Juicio Final, no te preguntaré por qué no fuiste como Moisés, sino quién fuiste tú.

2 comentarios:

  1. wuenasss mi alegria de la hu... me ha gustao mucho esta contestacion de dios, la perfeccion en el ser humano no se puee encontrar si no ser siempre uno mismo besitossssss

    ResponderEliminar
  2. Hola bello blogg, preciosas entradas,te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buena tarde,besos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Spain
VAS A TENER QUE ESCUCHAR A TU CORAZÓN ; A LO MEJOR DE ESO SE TRATA LA VIDA ...

Archivo del blog