martes, 1 de junio de 2010




_ En los días siguientes sucedió una cosa curiosa .Observé que empezaba a disfrutar de mi trabajo .Incluso me descubrí sonriendo de tanto en tanto , algo que me desconcertó a mí más que a nadie .En el pasado , mi profesión había constituido un estímulo unas veces y otras un gran incentivo pero por lo que recordaba nunca había disfrutado con él .Creía que la diversión estaba reñida con el deber .Pero desde el momento en que reduje mi jornada ésta se había convertido en una parcela más de mi nueva y cada vez más interesante vida . O quizás era yo la que me iba volviendo más interesante .

Aprender a renunciar al amor propio en mi vida cotidiana resultó ser la lección más importante .No sabía muy bien cómo , pero me había quitado la venda de los ojos y el mundo que me rodeaba se convirtió en un lugar fascinante .Había dejado de considerar mi aspecto físico o imagen como el centro del universo .En su lugar , empecé a sentir curiosidad por lo que encontraba , la gente que inspeccionaba la playa con detectores de metal .Examinaba las capturas de los pescadores y reparé en el modo en que las gaviotas abren almejas para dejarlas caer más tarde sobre las rocas .En lugar de leer revistas para mujeres con interminables artículos sobre como estar bella y sexy , leía diarios y me interesaba por los acontecimientos mundiales .Me sentía bella y sexy simplemente por el hecho de existir .Y lo más sorprendente de todo : era capaz de pasar por delante de un espejo sin necesidad de comprobar que iba bien arreglada .No necesitaba hacerme más reproches .Estaba demasiado ocupada buscando maneras de disfrutar .

Uno de mis últimos descubrimientos fue la música de saxo de un músico local llamado Jim Ma Guire . Oí por casualidad su último C.D , no demasiado conocido , mientras curioseaba en una tienda de música del paseo marítimo durante mi abundante y recién adquirido tiempo libre .Mi intención era comprar algo de rock suave , al estilo Kenny Loggins o Carly Simon , pero las notas arrebatadoras de aquel saxofón viajaron por el aire a través de los altavoces y me hipnotizaron .Algo de aquella música me llegó hasta el fondo del corazón y lo derritió .Me entraron deseos de bailar y fluir como un arroyo escondido en la montaña .

Estoy segura de que cuando le pregunté a la joven dependienta dónde podía encontrar aquel C.D que estaba sonando , me clasificó al instante como una vieja carroza o una chiflada .No me importaba lo más mínimo .Ese tipo de cosas habían dejado de importarme desde que había aprendido a dejar a un lado mi ego .No me preocupaba cómo me clasificaban los demás , y aquella era una sensación maravillosa .Me moría por llegar a casa para poder escuchar a mis anchas y bailar en privado al ritmo de la música .Ni siquiera me importaba si la canción que había oído era la única que valía la pena de todo el C.D .

Dios vuelve en una Harley ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Spain
VAS A TENER QUE ESCUCHAR A TU CORAZÓN ; A LO MEJOR DE ESO SE TRATA LA VIDA ...

Archivo del blog